Siembra afectada por lluvia en EUA promete mejor precio para Paraguay

0
9261
Chacra norteamericana donde la lluvia no permite sembrar el grano.

Van días y semanas que en Estados Unidos el clima no favorece a la agricultura. Por un lado, lluvias en el medio oeste y, por el otro, heladas y nieves en Kansas, Colorado y Oklahoma, vecinos de Iowa, el estado con mayor producción de soja,  ponen en peligro los planes graneros del presente año que antes de beneficiar a sus agricultores permitirá un respiro a los de Paraguay, Argentina y Brasil donde los precios se comprimieron debido al anuncio de la gran siembra planificada por los norteamericanos.

Los medios de comunicación de aquel país publicaron fotos de los lugares afectados por las lluvias y el frío que ni insinúa marcharse. Los cultivos que debían iniciarse son postergados y los que debían cosecharse se perdieron.

El fenómeno movilizó sobre todo a la prensa brasileña, la principal competidora de la soja norteamericana en esta parte del continente, donde “Noticias agrícolas” titula: “ EUA: Fuertes lluvias en áreas productoras de maíz y soja indican necesidad de nueva siembra”, mientras el mapa meteorológico que acompaña el artículo, pinta extensos manchones rojos (que indican precipitaciones intensas) en la región granera del país del norte.

De acuerdo a fotografías de aquellas áreas publicadas en las cuentas particulares de agricultores locales las chacras no prometen acompañar la agenda de cultivos. Se puede apreciar en distintas partes la tierra está incluso bajo agua, mientras la dirección meteorológica de los Estados Unidos no visualiza la pronta superación del estado del tiempo.

“Esto nos conviene. Si los norteamericanos no llegan a sembrar lo que anunciaron y por este problema lo sembrado no arroje el resultado que esperaban, el precio en el mercado internacional habrá de repuntar y eso nos conviene a todos en Paraguay”, dijo el productor de granos Marcio Giordani Mattei de Santa Rosa del Monday, Alto Paraná, ante una consulta de Paraguay Rembiapo.

Deja un comentario