Sin ideologías de por medio, resurge el trigo argentino

0
154
El trigo argentino vuelve a brotar como negocio (Foto, diario Clarín).

Cuando Argentina, otrora “el granero del mundo”, estaba a punto de sucumbir bajo la presión de tantos tributos y restricciones impuestos al agricultor, tras la serie de reajustes aplicados desde la administración Macri, vuelve a repuntar y a generar más ingresos no solo para el productor sino también, aunque parezca paradójico, para el Estado.

En un artículo firmado por Silvia Naishtat, bajo el titulo “Sin retenciones y sin trabas, el trigo dejó de ser la cenicienta del campo”, expone en el diario porteño Clarín los fundamentos que marcaron el cambio en la producción cerealera del vecino país.

La comentarista afirma que el renacer de este grano como rubro de interés del productor es “la encarnación de la política agropecuaria de la administración Macri”. Añadió que ya sin retenciones y sin trabas ni cupos como aplicaba el gobierno socialista anterior, la siembra pasó de 3,8 millones de hectáreas a 5,1 millones de hectáreas, creciendo al mismo tiempo el 34 %  la aplicación de fertilizantes, “la cosecha aumentó y se pagaron más impuestos”.

Así las cosas, Argentina dio un salto hacia las 10 millones de toneladas exportadas últimamente. En poco tiempo, el Producto Interno Bruto aportado por el trigo fue de 3.823 millones de dólares.

Argentina se apresta a sembrar este año 5,5 millones de hectáreas de trigo aguardando cosechar al menos 17,5 millones de toneladas. La columnista estima que el PIB aportado por el cereal sería de unos 4.174 millones de dólares en los primeros meses del 2018.

Deja un comentario