El ñembyense que monta un galpón entre tigres, venados y carpinchos en pleno Pantanal

0
349
Carlos Ramón Garay, el herrero de Ñemby que trabaja en El Pantanal.

El herrero Carlos Ramón Garay (59) cabalgó 25 kilómetros aquella mañana del 25 de mayo de 2017 desde Puerto Nuevo hasta Puerto Leda, en Alto Paraguay, para abordar un avión y retornar seis meses después a su casa en Ñemby, en el marco de un permiso de dos semanas de descanso. Entre yacarés, venados, carpinchos y tigres allá monta un galpón de hierro a pedido del patrón.

  • Se animó a venir a estos confines del Alto Paraguay.
  • Sí, me ofrecieron una buena paga y aquí estoy.
  • Y hoy cabalgó en el desierto para llegar hasta la pista de aterrizaje de Puerto Leda.
  • Hoy me desperté temprano, a las 3.30 estaba preparando el mate, a las cinco, ensillé el caballo, a las seis lo monté y enfilamos hacia Puerto Leda.
  • ¿Cómo estuvo esa cabalgata?
  • -Llovió mucho en la zona, en algunos tramos el camino está cortado por lenguas de agua, digamos que el estado de la vía no era para transitar vehículos automotores.
  • Puro desierto.
  • Vine observando las huellas de tigres en el camino, se ve que hay muchos felinos. Suelo verlos, andan solos y no atacan al hombre, son de huir. No, no vi en el camino a estos mamíferos, solo encontré muchas huellas frescas de sus pisadas. Quizás desde algunos matorrales un par de ojos felinos me hayan estado observando.
  • ¿Vino solo?
  • Con mi hermano menor, Mariano Antolín, con quién trabajamos en la construcción del galpón en Puerto Nuevo. Él ya retornó a Puerto Nuevo.
  • En cuanto a fauna aquí en la zona del Pantanal, ¿qué especies abundan?
  • Ciervos hay cualquier cantidad. En los alrededores de donde vivimos, manadas de ciervos pastan tranquilamente sin temernos. Yacarés y carpinchos son los más abundantes después del pescado, bueno vivimos rodeados de agua, estamos en el Pantanal. Bueno, mosquitos también. Hay muchísimos.
  • ¿Para quién trabaja aquí?
  • Para la Secta Moon, son buenos patrones, me visitan siempre, me pagan bien.
  • ¿Cuántas personas viven en Puerto Nuevo?
  • Tres nomás: el capataz, mi hermano y yo. Tranquilos. Todos los días son iguales en Puerto Nuevo, de repente no sabemos si es miércoles, domingo o viernes. En seis meses vuelvo a casa, descansar un poco y volver a Alto Paraguay. Se escuchan algunas emisoras radiales de Asunción pero yo no tengo receptor de radio porque no quiero escuchar.  Tampoco tenemos tele. Ahora, en Asunción, voy a traer por pedido de los patrones un generador eléctrico.

Deja un comentario