“La máquina de hacer terneros”, número uno en Paraguay, el fenómeno Brangus

1
8635
"La máquina de hacer terneros", la vaca brangus.

Tiene dos pelajes, negro y rojo, nació de la cruza de los rojinegros Angus y del blanco de la Brahman. Hoy es líder absoluto en la ganadería paraguaya, por “ser una máquina para fabricar terneros” y porque su carne es la que busca el consumidor exigente de todo el mundo. Nos referimos a la Brangus, ese fenómeno que sacudió los cimientos de la ganadería paraguaya.

Los intentos por mejorar el ganado bovino paraguayo fueron y son constantes. Al quedar prácticamente despoblado el país tras la Guerra contra la Triple Alianza, hacendados argentinos que ocuparon las tierras misioneras introdujeron los primeros ejemplares mejorados hasta llegar hoy a la brangus, el híbrido de más éxito en la pecuaria paraguaya.

El doctor Nicolás Sarubbi fue el pionero en la cría de Nelore mediante aquellos primeros reproductores introducidos desde Campo Grande, Brasil, a su estancia Tarumá en el departamento de Caazapá.

La empresa inglesa Liebig´s fue otra de las que procuró por la introducción de ganados puros y mejorados repoblando los campos del Chaco. Una de las razas que introdujo fue la Hereford.

Juan Carlos Pereira, Totó Zavala, Teodoro Brusquetti, Luis Fernández, Manuel Ferreira fueron pilares en la creación de una ganadería nueva en busca de ganar mercados, objetivo que llegaría años después.  Estos ganaderos trabajaron las razas Santa Gertrudis lo mismo que las razas indianas.

En los últimos 20 años, mediante el coordinado trabajo de los científicos de la ganadería y los criadores se llegó a una clase superior de hacienda donde el ganado media sangre pasó al frente y entre estos, a la cabeza, la raza Brangus, la mezcla del indiano Brahman y del inglés Angus.

En la revista de los criadores de la Brangus se lee que la raza está entre las mejores del mundo, que la vaca es una máquina de hacer terneros, que es la mejor herramienta de trabajo, que es la favorita para los Cortes Premium.

Añade que la mejor picanha de los restaurantes de San Pablo, Brasil, es de cortes brangus y que, entre otros méritos, lidera los registros genealógicos de la Asociación Rural del Paraguay.

El ganado brangus, el del pelaje evocador de Le Rouge et le Noir, la novela de Henri Beyle, llegó lejos desde las cabañas y estancias de Paraguay atraído por los paladares más exigentes de restaurantes, hoteles y para los pasajeros de clase ejecutiva de importantes compañías aéreas del mundo.

Estos son tiempos del Brangus, la raza que hizo temblar los cimientos de la ganadería paraguaya.

1 COMENTARIO

Deja un comentario