Paraguayos y argentinos trabajan juntos en ganadería

0
179
El establecimiento de Arandú SA en Neuland.

Las empresas ganaderas Arandú SA de Paraguay y Corral de Guardia de Argentina trabajan en concordancia a un mismo interés para la cría de una raza de ganado, la Brangus, en el marco de un Mercosur que generara oportunidades comerciales y de inversiones a través de la integración competitiva de las economías nacionales al mercado internacional.

Arandú SA tiene dos campos en el Chaco Central: uno en Picada Jordán, Cuatro Caminos, Neuland; la segunda, a 67 kilómetros de Teniente Montanía, camino a Agua Dulce Zona denominada Último Tramo.  También es propietaria de una cabaña en Nueva Italia.

La hacienda Corral de Guardia se encuentra ubicada a 15 kilómetros al noroeste de Villa Valeria, Córdoba, el límite con la provincia de San Luis, Argentina. Es la cabaña brangus 3/8 más premiada y con mayor trayectoria en el vecino país y se la conoce como “la cuna del brangus 3/8”. Cuenta con un rodeo de 2.500 madres de registro avanzado y controlado destinados a la producción de toros padres para cabañas y rodeos.

“Ya tenemos productos nacidos en nuestros campos que trabajan como toros, donantes o como vientres. Nuestra genética está prácticamente basada en los reproductores adquiridos de aquella cabaña argentina”, dijo a la prensa Alberto Ortellado, presidente de la empresa paraguaya.

Arandú S.A. cuenta con 800 vientres registrados de la raza brangus.

Criadores de la raza observaron los planteles en el establecimiento de Ortellado en Picada Jordán, Neuland, pese a una intensa lluvia registrada en la zona.

Deja un comentario