Cartes, por salvar el pellejo, sacrificaría a los agricultores

1
4714
La soja paraguaya cosechada tras las últimas lluvias.

Primero fueron las dos semanas de lluvia en vísperas de la actual cosecha que echó a perder al menos la mitad de la producción; ahora, la amenaza de parte de la Cámara de Senadores donde oficialistas y opositores negocian la cabeza del sojero a cambio de una supuesta gobernabilidad que en tiempos electorales como son ahora no se dieron en 28 años tras la caída de Alfredo Stroessner.

Horacio Cartes quiere llegar al 15 de agosto de 2018 libre de polvo y paja para lo cual, según el titular principal ´de tapa del diario Última Hora de hoy, 12 de junio de 2017, está dispuesto a negociar con el luguismo incluso el impuesto a la soja, como siempre propugnaron los izquierdistas.

El colorado Juan Carlos Galaverna es quien desde la disidencia de su partido en el Senado propicia firmemente el aumento de impuestos al grano. El diario virtual “La Noticia” publicó días atrás las declaraciones del parlamentario a un correligionario suyo en un grupo de whatsapp: “Para mí es un orgullo haber sido el primer proyectista o el proyectista del primer intento de gravar la exportación de soja natural, en estado natural; no lo voy a tirar por la borda por darte el gusto a vos, qué creés, que el centro del universo está en la producción de soja”.

El ala disidente del PLRA en el Senado, encabezado por Blas Llano, también votaría a favor del desvirginamiento del estado actual de los impuestos sobre la soja siempre y cuando Blas Llano sea electo presidente de la Cámara Alta, segunda carta de los cartistas para la presidencia del Senado después del ex oviedista Jorge Oviedo Matto.

La izquierda quiere sentar a Fernando Lugo en el sillón de la presidencia del Senado.

Así planteado el tablero en dicha instancia del poder, el pato de la boda será la producción de soja que de haber alcanzado buenos rindes en la cosecha de febrero a marzo el mercado internacional bajó drásticamente su cotización y, como si todo fuera poco, las últimas prolongadas lluvias destruyeron al menos la mitad de los plantíos, dejando a los agricultores con deudas importantes en cooperativas, bancos y proveedores.

Mientras Horacio Cartes quiere salvar el pellejo de su gobierno a cuentas de los productores primarios, los gremios que nuclean a estos no se han manifestado contra la contundente y clara postura de los senadores a quienes les importa su presente político exponiendo  una supuesta “gobernabilidad” con que amenazan al presidente Cartes, quien, quizás temeroso, aceptaría sacrificar a los agricultores.

1 COMENTARIO

  1. Q caradura sinvergüenza, ladrón. No hay cielo para vos cartes. Yo soy hija de agricultor, Y se lo q es el trabajo del campo. Ojalá se vendiera la soja a la mitad del precio x lo menos de tu marihuana. Para decir q sobra plata. Xq no pagas vos impuesto?? Q tu droga da más dinero.

Deja un comentario